Cómo ayudar a que su hijo duerma

¿Qué debo hacer si mi hijo dice que tiene demasiado miedo para dormir?

Escuche y comprenda. Intente comprender los temores de su hijo y no los descarte ni se burle de ellos.

Brinde Seguridad. Es importante tranquilizar a su hijo si tiene miedo. Comunique la idea de seguridad una y otra vez.

Enseñe habilidades de r. Enseñe a su hijo habilidades de afrontamiento y discuta formas alternativas de responder, cómo "ser valiente" y tener pensamientos positivos; También puede hablar sobre cómo lidiar con algo que le teme. Además, proporcione ejemplos de modelos de afrontamiento al leer historias sobre niños que tienen miedo y vencen sus miedos.

children nightmares

Divertirse en la oscuridad. Haga que estar en la oscuridad sea divertido. utilice un juego de linternas, o una búsqueda del tesoro y busque cosas que brillen en la oscuridad.
Use la imaginación y sea creativo. Usa la imaginación para luchar contra los miedos imaginarios, como los monstruos. Muchas familias han encontrado que el "aerosol monstruoso" es una forma maravillosa de ayudar a un niño a sobrellevar los temores antes de acostarse.
Algunos niños se sienten cómodos al tener una mascota cerca para compañía nocturna (incluso una pecera junto a la cama puede ayudar). Siempre que sea posible, haga que su hijo participe activamente en la búsqueda de soluciones para ayudarlo a adquirir un sentido de dominio y control.

Objeto de seguridad. Ayude a su hijo a apegarse a un objeto de seguridad que pueda mantener en la cama con él. Esto puede ayudar a que su hijo se sienta más relajado antes de acostarse y durante toda la noche.

Luz de noche. No importa a qué le tenga miedo su hijo, una luz nocturna puede ayudar. Las luces nocturnas están bien, siempre que no eviten que su hijo se duerma. Otra cosa para intentar es dejar la puerta del dormitorio abierta para que su hijo no se sienta aislado del resto de la familia.

Evite los programas de televisión de miedo. Mantenga a su hijo alejado de programas de televisión, videos o historias de miedo que puedan aumentar sus temores.

Entrenamiento de relajación. Enseñe a su hijo estrategias de relajación para ayudarlo a relajarse antes de acostarse y quedarse dormido. Por ejemplo, haga que su hijo imagine una escena relajante, como tumbarse en la playa o ver una puesta de sol.

Esto le dará algo más en qué pensar mientras está acostado en la cama y lo ayudará a distraerlo de sus pensamientos temerosos. Además, es físicamente imposible estar relajado y asustado al mismo tiempo.

Discuta los temores de su hijo durante el día. Hable con su hijo sobre sus miedos durante el día y sobre cómo puede estar menos asustado por la noche. Además, desarrolle la autoconfianza de su hijo durante el día. Si se siente segura durante el día, esto también puede ayudarla a sentirse más segura por la noche.

Ponga límites. Al mismo tiempo que tranquiliza a su hijo, debe establecer límites. Establecer límites es necesario para evitar que se refuerce el comportamiento de "miedo" de su hijo. También fomente un comportamiento apropiado, como recordarle a su hijo que no llore ni llame antes de acostarse.

Haga que su hijo se quede en la cama. No aliente a su hijo a levantarse de la cama. Debería quedarse en la cama y descubrir por sí mismo que realmente está a salvo para poder aprender a superar sus miedos. Es mucho mejor quedarse con él en su habitación que él vaya a unirse a ud. Si su hijo está demasiado asustado para quedarse solo en su habitación, está bien quedarse ocasionalmente con él hasta que se duerma.

No haga esto con demasiada frecuencia, o incluso dos noches seguidas, porque puede depender de su presencia. Si su hijo se levanta en medio de la noche y entra en su habitación, es mejor llevarlo de vuelta y meterlo suavemente en la cama.

Controle a su hijo. Si su hijo está ansioso por que se vaya, verifíquelo con frecuencia. Es mejor para ud verificarlo en un horario predecible, es decir, cada 5 o 10 minutos, para que su llegada no sea la base de su llanto o de su llamado.

Sistema de  estrellas. Algunos niños refuerza su miedo a la noche, al recibir mucha atención por tener miedo. Si este es el caso, cambie el escenario. Dígale lo orgulloso que está de él por ser valiente. Establezca un sistema estelar para que pueda ganar estrellas por ser valiente y dormir solo. Después de ganar un cierto número de estrellas, puede entregarlas para un regalo, como ver un video favorito, ir al parque o hornear galletas con chispas de chocolate.